Los seguros son un requerimiento prácticamente obligatorio para tener una mejor calidad de vida. Tener un seguro -como su palabra lo dice- significa asegurar nuestra vida. Sin embargo, muchos de ellos son muy costosos y adquirirlos nos cuesta mucho trabajo, además tampoco sabemos cuánto tardaremos en pagarlo para alcanzar la libertad financiera.

Pagar una prima de seguro para algunos es simplemente un pago anual muy rápido y efectivo, pero estos son una restringida minoría. En la otra parte se encuentra una mayoría calificado que se le dificulta un pago de póliza de contado así que optan por el pago de cuotas.

Un pago a cuotas significa que la persona pagará su póliza completa en un tiempo determinado por la aseguradora. En la mayoría de estas empresas el lapso de tiempo podría ser de 3 a 6 meses, todo dependerá del tipo de póliza o seguro que se esté solicitando.

Tipos de seguro

El primer seguro que describiremos es quizás el más importante: Seguro de vida. Un seguro de vida es aquel que te asegura a la hora de fallecer. Su función es cubrir los gastos que queden tras haber fallecido para así morir sin dejar a la familia con ningún peso. En otras situaciones, simplemente es un dinero que se le otorga a la familia del fallecido y el mismo carece de impuestos.

Este tipo de seguro tiene la particularidad de ser uno de los más costosos y de tener una cubertura por muchos años, en algunos casos simplemente se renueva anualmente con un pago financiado o en cuotas.

Seguro médico, este es la segunda póliza más importante donde se resguarda la salud de las personas. En los países que carecen de sistema de salud gratuita, generalmente, buscan esta opción para resguardar su salud y economizarse algunos gastos.

Este tipo de seguro tiene la particularidad de renovarse por año y de ajustarse a los ingresos de cada solicitante. Es de por si el más usado en el mundo y el que a principio de año genera fuertes gastos a las personas.

Después tenemos el seguro de viaje. Este es un plus importante cuando disfrutamos unas vacaciones. En algunos casos las personas no le dan importancia al mismo, sin embargo hay aerolíneas que lo exigen. Sin duda para muchos es un lujo tenerlo, pero cuando se trata de resguardar la vida no se puede escatimar en costos.