Recientemente ha nacido una nueva forma de invertir en bienes inmuebles. Se trata del fenómeno del crowfunding. ¿Pero qué es el crowfunding? El crowfunding o micromecenazgo (en español no suena tan cool) es un mecanismo colaborativo de inversión en proyectos de diversos tipos basado en las tecnologías de información que permiten por una parte a las empresas acceder a canales de financiación alternativos y por otro lado al público inversor le permite acceder con pequeños importes a inversiones que de otra manera no podrían acceder.

En el tema inmobiliario el crowfunding supone todo un boom pues permite invertir en inmuebles, una de las inversiones que más capital requiere, con una baja inversión de entrada.

Housers es un portal de inversión inmobiliaria basado en crowdfunding que se ha convertido por méritos propios en una de las startups más importantes de España. Housers es la historia de dos emprendedores que en 2015 fundaron la primera plataforma española que permite apequeños inversores invertir en grandes proyectos inmobiliarios. Con esta idea innovadora de préstamos e inversiones colaborativas, la plataforma Housers cuenta ya con más de 300 proyectos inmobiliarios en Portugal, Italia y España, y con más de 127.000 inversores de 164 países diferentes.

Housers es la primera plataforma de financiación participativa que ha revolucionado las reglas del juego haciendo posible la democratización de la inversión en activos inmobiliarios. Hoy gracias a Housers miles de inversores pueden conseguir invertir sus ahorros con una facilidad y una diversificación como nunca antes habían imaginado. Incluso permite que esa inversión sea realizada con Bitcoins, algo de lo más novedoso en el mercado inmobiliario.

Más info sobre Housers en Facebook